Convenio Colectivo estatal de las empresas de seguridad. Texto

Vigor 2022

Código de Conv. Núm. 99004615011982

(BOE, 12-01-2022)

PREÁMBULO

Como ha ocurrido en las últimas negociaciones colectivas de nuestro sector, creemos conveniente que el preámbulo del convenio contenga una explicación a través de la cual conocer mejor la intrahistoria de la compleja concertación entre las partes. Entendemos que es positivo que nuestros representados y todos los que rigen sus relaciones laborales a través del convenio colectivo conozcan, de primera mano, las posiciones mantenidas durante las negociaciones y las tareas que quedan pendientes.

Nos encontramos ante la negociación de un nuevo convenio colectivo del sector de la seguridad privada en la que, pese a la incierta y compleja situación que seguimos viviendo, las partes hemos sido capaces de alcanzar un acuerdo. Esta situación incierta es común a toda la economía española, pese a los avances en la gestión de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, y encuentra en el ámbito de la seguridad privada componentes específicos que requieren la adopción de medidas distintas a las acometidas en otros sectores.

En este escenario, las partes firmantes del convenio por el banco social y el empresarial han considerado imprescindible mantener abiertas las vías de diálogo permanente, con el fin de paliar las consecuencias de la pandemia y prepararse para las nuevas situaciones que se plantearán en los próximos años, que exigen la adaptación del sector de la seguridad privada.

Los negociadores siguen reivindicando la dignificación del sector y la creación y afianzamiento de medidas que contrarrestasen malas prácticas de actuación tanto por parte de prestatarios como de usuarios de servicios de seguridad privada, que perjudican tanto a las empresas como a sus profesionales, lo que sólo es posible a través de la negociación colectiva, la concertación social y la actuación de los organismos públicos en su respectivo ámbito de competencia.

La persistencia en la situación de incertidumbre y la complejidad del cambio a acometer han llevado a que se haya optado por asumir un nuevo convenio con vigencia de enero a diciembre de 2022 con un incremento salarial del 2%, y el compromiso de abordar a lo largo de ese período de vigencia una modificación relevante del convenio colectivo que lo haga acorde a los tiempos actuales y venideros, y que suponga un impulso hacia esa dignificación del sector. Al tiempo, se ha procedido a acometer directamente varias modificaciones parciales del articulado destinadas a eliminar ambigüedades y así garantizar una mayor seguridad jurídica en la aplicación del texto acordado.

En este marco se han regulado cuestiones importantes, como una renovada apuesta por la igualdad y la no discriminación, la desconexión digital, el impulso del reconocimiento de coeficientes reductores que permitan la jubilación anticipada en el sector o la vinculación de la formación de los trabajadores a la anticipación al cambio, pero quedan todavía importantes cuestiones pendientes necesarias para el sector. Por nombrar algunas, ambas partes tienen legítimos intereses en alcanzar acuerdos permitan encontrar soluciones que hagan sostenible la actividad del transporte de fondos y el mantenimiento del empleo derivado, un nuevo enfoque global en relación con la actividad de las empresas de sistemas, un salto cualitativo en las condiciones económicas y laborales del sector acorde con la profesionalidad y servicio prestado a la sociedad, unas medidas de salud laboral que permitan la mejor adecuación de las personas trabajadoras a los puestos de trabajo concretos, etc.

Por su parte, la representación empresarial quiere poner de relieve que ha aparcado una vez más en este proceso de negociación su voluntad de abordar cuestiones relacionadas con mejoras directas en la productividad, además del ánimo de encontrar soluciones alternativas al actual impacto de los continuos incrementos de gastos derivados tanto de la antigüedad como del absentismo, cuestiones que pretende se aborden en la próxima negociación, dada su trascendencia toda vez que si a las mismas se adicionan las medidas adoptadas en relación con la dotación de equipos de protección individual y prevención de contagios en general, asumidos durante el año 2021 y que es previsible permanezcan en niveles similares en un futuro cercano, tienen un importante efecto global en términos de coste empresarial, los cuales se estiman en torno a un 1% adicional sobre el incremento salarial pactado.

Del mismo modo, la representación empresarial entiende que cobra especial relevancia abordar la actual regulación de la jornada en el transporte de fondos y gestión del efectivo, como consecuencia del cambio estructural sobrevenido, forzado tanto por las nuevas demandas de los usuarios como por las distintas nuevas normativas adversas al desarrollo de esta actividad.

De igual forma las organizaciones sindicales firmantes exponen que es objetivo de las mismas el que se produzca desde el mismo momento de la firma un trabajo firme entre las partes para abordar todas las cuestiones que integran su plataforma conjunta al objeto de que las mismas formen parte del próximo convenio colectivo del sector que debiera ser un convenio de media-larga duración que dotase de seguridad y estabilidad al mismo y que proyectase un sector de futuro y calidad.

En cualquier caso, las organizaciones sindicales firmantes de este convenio reiteran que la firma del mismo con una vigencia expresa de un año, ha de entenderse que subraya su consideración de convenio de transición, ante la situación coyuntural de cierta incertidumbre económica que sigue afectando al tejido empresarial de nuestro país, y ante la necesidad de estabilidad para acometer ese futuro convenio que marque el camino de avance.

Por lo tanto, ante este entorno excepcional y lejos de permanecer bloqueados por el mismo, se pretende mantener en vigor y actualizado el ordenamiento sectorial, así como establecer un nuevo incremento salarial razonable asumible tanto para prestatarios como para usuarios de los servicios. Siendo coherentes con el planteamiento anterior, y ante la necesaria reconstrucción del sector para hacer frente a las nuevas realidades sobrevenidas, en el marco de las mesas ya constituidas en nuestro Convenio, es intención de la Comisión Negociadora activar todas aquellas medidas necesarias que, en su conjunto, contribuyan a la consolidación de la actividad y, por lo tanto, al mantenimiento de un empleo estable y de calidad.

Finalmente, la multiplicidad de distintas normativas que aparecerán en un futuro inmediato, hacen necesario que la comisión técnica de redacción, creada en el convenio colectivo anterior, cobre nuevo protagonismo para encontrar las fórmulas de adaptación permanente del texto, comisión cuyos trabajos deben iniciarse con la mayor celeridad posible tras la entrada en vigor del nuevo texto para abordar, con carácter inmediato, las cuestiones planteadas y todavía no resueltas en el actual proceso negociador.

Capítulo I
Objeto y ámbito

Artículo 1 Ámbito de aplicación

El presente Convenio Colectivo establece el marco de las relaciones laborales entre las Empresas dedicadas a las actividades que se especifican en el artículo 3 de este Convenio y sus trabajadores.

Artículo 2 Ámbito territorial

Las normas de este Convenio Colectivo Estatal serán de aplicación en todo el territorio español.

Artículo 3 Ámbito funcional

Están sometidas a este Convenio Colectivo las Empresas que realicen alguna de las actividades siguientes:

a) La vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto públicos como privados, así como de las personas que pudieran encontrarse en los mismos.

b) El acompañamiento, defensa y protección de personas físicas determinadas, incluidas las que ostenten la condición legal de autoridad.

c) El depósito, custodia, recuento y clasificación de monedas y billetes, títulos-valores, joyas, metales preciosos, antigüedades, obras de arte u otros objetos que, por su valor económico, histórico o cultural, y expectativas que generen, puedan requerir vigilancia y protección especial.

d) El depósito y custodia de explosivos, armas, cartuchería metálica, sustancias, materias, mercancías y cualesquiera objetos que por su peligrosidad precisen de vigilancia y protección especial.

e) El transporte y distribución de los objetos a que se refieren los dos párrafos anteriores.

Las empresas que, además de las actividades descritas en el párrafo anterior, realicen las contempladas en las letras f) y g) del artículo 5 de la Ley 5/2014, se rigen por el presente Convenio Colectivo.

Las empresas que, sin realizar ninguna de las actividades descritas en las letras a), b), c), d) y e), desempeñen las comprendidas en las letras f) y g) del artículo 5 de la Ley 5/2014, de Seguridad Privada, o las actividades compatibles a las que se refiere el artículo 6 del mismo texto legal, no están sometidas al presente Convenio Colectivo. Dichas empresas pueden adherirse al mismo en los términos que establece el artículo 92.1 del Estatuto de los Trabajadores, siempre que no estén afectadas por otro Convenio Colectivo.

Artículo 4 Ámbito personal

Se regirán por el presente Convenio Colectivo Estatal la totalidad de los trabajadores que presten sus servicios en las empresas comprendidas en el ámbito funcional expresado en el Artículo 3.

Artículo 5 Ámbito temporal

El presente Convenio entrará en vigor el día 1 de enero de 2022, con independencia de la fecha de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado», y mantendrá su vigencia hasta el 31 de diciembre del 2022, quedando prorrogado íntegramente hasta su sustitución por otro Convenio de igual ámbito y eficacia.

Artículo 6 Denuncia

La denuncia del presente Convenio se entenderá automática al momento de su vencimiento, en este caso, el 31 de diciembre de 2022.

Capítulo II
De la interpretación y administración del Convenio

Artículo 7 Unidad de convenio y vinculación a la totalidad

Contenido exclusivo para suscriptores

Introduce tus credenciales para ver todo el contenido.